Acopio de ideas

acopioIdeas

Corresponde a un paso dentro de una fase conocida comúnmente como pre-escritura. Este paso consiste en allegar o recoger las ideas, consideradas insumos o materias primas -si se me permite la expresión- sin las que puede surgir un escrito.

Existen múltiples maneras de acopiar las ideas para producir un escrito, las tres siguientes son las más conocidas:

  • Lista de ideas: se refiere a listar todo lo que se ocurra sobre el tema elegido.
  • Racimo asociativo: consiste en construir un esquema con base en similitudes de las ideas acerca del tema.
  • El flujo de la escritura: es la escritura libre y espontánea de todo lo que surja acerca del tema, sin tener en cuenta la calidad de lo escrito.

Es el enriquecimiento de los conocimientos e ideas propias con otros elementos. La documentación cumple dos funciones: la primera, recopilar informaciones relativas al tema, tales como hechos, datos, opiniones, vivencias, entre otros; y la segunda, generar nuevas ideas a partir de las primeras. Esta fase implica:

  • Leer textos generales sobre el tema para tener una mediana ubicación respecto a él.
  • Hacer una lista de elementos que se necesita investigar o buscar información sobre el tema.
  • Buscar fuentes bibliográficas o información de fuentes primarias.
  • Leer las fuentes y tomar apuntes sintéticos.
  • Reunir las ideas propias y reorganizarlas con la información recogida.

Dada la importancia de tomar buenos apuntes vale la pena señalar aquí los principios que rigen esta actividad:

  • Redactar apuntes autosuficientes, es decir, que permitan reconstruir el contenido del texto.
  • Construir las notas buscando dar la estructura al documento: pueden usarse convenciones, flechas, cuadros sinópticos, dibujos u otros artificios.
  • Parafrasear el texto, o lo que es lo mismo, decirlo en nuestras propias palabras.
  • Usar frases u oraciones completas, con el significado que interesa.
  • Establecer clara diferencia entre los comentarios propios y las informaciones del texto.
  • Referenciar muy bien el texto: autor, título, editorial, ciudad, año, páginas.

 

Preescritura

PreEscritura

 

Plantilla de Preescritura (SANCHEZ-ENCISO 2008: 44).

Situación comunicativa Esquema del contenido Borrador de comprobación
¿Cómo quiénes escribiremos? (jóvenes, estudiantes o ciudadanos)

¿Cuáles son nuestras intenciones comunicativas (presentar un hecho, denunciar una situación, concienciar a nuestros compañeros sobre la gravedad de un tema?

¿Quiénes queremos que sean los destinatarios de nuestro escrito (profesores, padres, compañeros, comunidad educativa, algún diario)?

¿Qué características de registro, tono, estilo, grado de complejidad, etc. se derivan de todo lo anterior?

Diferentes procedimientos para representar la macroestructura, el esquema de lo que vamos a decir:

Esquema de llaves tradicional.

Mapa conceptual.

Esquema de “muñeca rusa”.

Los esquemas superestructurales expositivos: causal, enumerativo, etc.

“Lluvia de ideas” y organización.

¿En cuántos párrafos pienso desarrollar mi texto? ¿Cuáles serían sus ideas principales?

Escritura previa.

Esquemas:

 

  • Superestructura comparativa
  • Superestructura enumerativa
  • Superestructura causal y consecutiva
  • Superestructura problema – solución.

 

SÁNCHEZ-ENCISO Juan (2008), (Con)vivir en la palabra. El aula como espacio comunitario, Barcelona: Grao – Serie Didáctica de la lengua y de la literatura Vol. 243. (Escribir literatura)

Planeación

plan

La planeación del escrito comprende la definición de las siguientes partes:

  • El tema responde a la pregunta ¿qué quiero comunicar? Es la identificación de la idea central o tesis que va a condicionar el desarrollo del texto.
  • El propósito responde a la pregunta ¿por qué voy a comunicar esto?
  • La audiencia responde a la pregunta ¿a quién le voy a comunicar? ¿Para quién escribo?
  • El tipo de texto a seleccionar, obviamente depende de las respuestas a las tres preguntas anteriores.
  • La búsqueda de información.Una vez definidos estos elementos debemos, iniciar la búsqueda de la información que requeriremos para redactar el texto.Implica un trabajo previo por parte del redactor, para ello es necesario: preguntarse cuánto se sabe sobre el tema acerca del cual se escribirá; y tomar en cuenta el marco textual, es decir qué conceptos clave, que están relacionados con la disciplina a la cual pertenece el tema debo emplear y cómo serán planteados en el escrito: como un análisis, como una descripción, como una comparación…
  • Usar la lluvia de ideas o las redes semánticas o los mapas conceptuales para organizar las ideas que se tienen hasta el momento, y que podrían constituir el borrador del escrito que se planea.

Selección del tema. Una investigación es un proceso que incluye identificación, búsqueda, selección, procesamiento y comunicación de información referente a un tema, a partir de una inquietud personal. Esta inquietud suele plantearse en forma de pregunta, la cual se convierte en el eje de la investigación.

Para elegir el tema de investigación, conviene pensar en nuestros intereses e inquietudes. Reflexionar sobre lo que somos y lo que hacemos. Aunque es válida una investigación para nosotros mismos saber mas o aprender de un tema, es importante considerar que el producto de nuestra investigación pueda trascender y ser de interés y utilidad para otras personas. Construir y fundamentar nuestra opinión o reflexión acerca de un tema y ponerla a consideración de un público determinado. No se trata de repetir lo que otros han dicho o expresar ideas de las cuales no estamos convencidos.

Público al que se dirige la investigación. ¿Quién me interesa que lea el resultado de mi investigación? En ocasiones no basta con decir «voy a ponerlo para el que lo quiera leer». Dependiendo del público al que queramos llegar, será el enfoque que le demos a nuestra investigación y la manera que elijamos para presentar dicha investigación. Existen obras de arte, que son creadas para el que le guste o para quien las entienda, pero si nos referimos a investigaciones, comentarios, opiniones y reflexiones acerca de un tema, es importante que consideremos a quién queremos dirigir específicamente nuestra investigación, independientemente de que pueda haber personas fuera de las consideradas por nuestra investigación, que se interesen y encuentren utilidad a nuestro trabajo.

Objetivos de la investigación. ¿Qué espero lograr en las personas que revisen mi producto? Al pensar en el público al que se dirige la investigación, se piensa en los objetivos que persigue la propia investigación. La investigación fue creada para que la gente conozca, reflexione, esté informada, se sensibilice respecto a algo, etc.

Estos objetivos están en función del tema elegido y de nuestros propios intereses e intenciones. Medio a través del cual se dará a conocer el proceso, los avances y los resultados de la investigación. ¿Cuál es el medio que voy a utilizar para allegar los resultados de mi investigación al público determinado?

El tema de investigación, los objetivos y el público al que se dirige la investigación, nos dan pautas para elegir el medio o los medios adecuados para presentar la información. Así como para considerar de manera inicial y general, el esquema del contenido que pretendemos presentar.