Técnicas de lectura que cambiarán tu forma de leer para siempre

mujer-leyendo-un-libro
• Identifica tu propósito. Para conseguir aprender de la lectura, en primer lugar debemos entender por qué estamos leyendo. Es decir, si compramos un libro, ¿cuál es nuestro propósito u objetivo con respecto a ese libro: mero entretenimiento o aprender?
• Participa con lo que lees. Cuando participas activamente con el libro y resaltas las ideas claves, estás aumentando drásticamente tu capacidad de absorción de lectura. Es entonces cuando no sólo estás leyendo; ahora estás aprendiendo.
• Deja a un lado la velocidad de lectura. Algunas ideas de autores son demasiado importantes como para no detenerse en algunas frases o comentarios, leerlos tranquilamente y volver a releerlos, incluso ir hacia atrás. Si tu objetivo es aprender, tómate tu tiempo. Finalmente, a medida que vamos leyendo más y más, nuestra velocidad de lectura aumenta, y nuestro cerebro comienza a procesar las letras y las ideas de una forma mucho más rápida, sobre todo si nos involucramos con el libro.
• Elije el formato adecuado. Hoy día podemos elegir libros impresos, libros electrónicos y audiolibros.
• Escribir las ideas clave. Si escribes lo que lees, no se te olvidará. Siempre añade tus propias opiniones e impresiones. Si lees aprendes, si enseñas a otros lo que has aprendido, aprendes aún más, y además, no se olvida.
• Aplica lo que lees. Un libro es, en cierto modo, el punto de vista de una persona. En cualquier caso, estamos recibiendo un aporte del cual podemos aprender, o bien, podremos rebatir con nuestra experiencia adquirida. Recuerda que la lectura no es sólo leer, sino aprender. Y sólo aprendemos cuando conservamos lo que leemos y lo aplicamos.

Herramientas de comunicación

Pluma

La gramática es una herramienta básica en la comunicación de cualquier persona y en especial para comunicadores y educadores, ya que la palabra escrita es de gran importancia para la transmisión de los conocimientos y cualquier tipo de comunicación. Conocerla y estudiarla nos hace valorarla y usarla adecuadamente y se valora mucho mejor cuando se entra en contacto con los idiomas. Dime si no es así con estos dos ejemplos:

1.- Julio Cortázar, ese escritor intelectual nacido en Bruselas y de padres argentinos, escribía: “La coma, es esa puerta giratoria del pensamiento”
Por ejemplo lee y analiza la siguiente frase:

“Si el hombre supiera realmente el valor que tiene la mujer andaría a cuatro patas en su búsqueda”.

¿Dónde pondrías la coma?
Si eres mujer, con toda seguridad colocarías la coma después de la palabra mujer.
Si eres varón, lo más seguro es que colocarías la coma después de la palabra tiene.

¿Verdad que es genial?

2.- Aunque muchos aseguran que el hubiera no existe, las evidencias de su presencia se encuentran en nuestro pretérito imperfecto. Si el hubiera no hubiera existido, ¿cómo podrían existir la culpa y el arrepentimiento? El hubiera es una de las formas de la esperanza, pero ésta, en vez de cifrarse en el futuro, mira al pasado como todo un océano de posibilidades. El hubiera es la esperanza de que el pasado pudo haber sido mejor. Pero si el hubiera no existe ¿Cómo es que hay un hubiera en cada historia? ¿Cómo es que habiendo la posibilidad de que hubiera no hubiese existido hay un hubiera latiendo bajo cada hubo? El hubiera existe, es un universo paralelo donde todos estamos haciendo en este instante eso que hubiéramos querido hacer.

P. Salvador Murguía sdb

Leer el lenguaje corporal

Lenguaje Corporal

Por supuesto que leer el lenguaje corporal no es una ciencia exacta, por lo que aquí te entregamos un poco más de contexto sobre los tips anteriores:

1. Preocupación, sorpresa o miedo puede hacer que las personas levanten sus cejas mostrando disconformidad. Por lo que si alguien halaga tu nuevo corte de pelo y levanta las cejas, puede que no esté siendo sincero.

2. El rango vocal muestra interés. Pero, cuando las mujeres empiezan una conversación tienden a levantar la voz, mientras que los hombres utilizan un tono más grave.

3. Cuando miras a alguien a los ojos, se establece un estado de excitación en el cuerpo. La mirada de un extraño puede general miedo, pero la de un amante, excitación.

4. En un intento por evitar mirar de manera furtiva, algunos mentirosos tendrán el propósito de mantener su mirada fija para ponerte incómodo.

5. Psicológicamente, cruzar las piernas es una señal de que las personas están mental, emocional y físicamente cerrados, lo que significa que pueden ser menos propensos a establecer una negociación.

6. Cuando dos personas se están llevando bien y se sienten conectados, sus posturas y movimientos empiezan a reflejar esa comodidad.

7. La sonrisa es todo acerca de las patas de gallo alrededor de los ojos. Cuando estás sonriendo de alegría se arrugan, pero cuando estás fingiendo no.

8. Alguien que es receptivo a tu humor está más interesado en ti. La risa sirve como una manera de señalar el deseo de una relación, ya sea platónica o romántica.

9. Los líderes muestran una postura erguida, de caminar con propósito, juntan las manos y generalmente usan posturas corporales abiertas y expansivas.

10. Una pierna temblorosa puede ser señal de ansiedad e irritación.

Oraciones condicionales

Oraciones Condicionales 00

Las oraciones condicionales o hipotéticas indican que una acción solo tiene lugar si se produce una condición determinada. Estas oraciones se suelen distinguir de las demás porque empiezan por la conjunción si. Se suelen distinguir tres tipos de oraciones condicionales: primer tipo (condición posible o real): se hace referencia a una condición que se cree que se cumple o se cumplirá; segundo tipo (condición poco probable o irreal); tercer tipo(condición imposible).

Práctica completando las siguientes afirmaciones:

Oraciones Condicionales 01

Oraciones Condicionales 02

Tabla periódica de la ortografía

Ortografia 01

La ortografía (del latín orthographia y del griego ὀρθογραφία orthographía ‘ escritura correcta’) es el conjunto de normas que regulan la escritura. Forma parte de la gramática normativa ya que establece las reglas para el uso correcto de las letras y los signos de puntuación.

Ortografia 02

Ortografia 03

Ortografia 04