Activar el pensamiento crítico

Pensar

La siguiente imagen nos proporciona las preguntas que el estudiante se puede hacer, para desarrollar el pensamiento crítico a partir de los textos que escribe. Por ejemplo, las preguntas de propósito tienen por finalidad que el estudiante reflexione sobre el propósito u objetivo del texto, el libro, la lectura, la situación que se está analizando o sobre la cual se está escribiendo. Las preguntas están escritas en primera persona pesando en que los estudiantes estén escribiendo un texto de su autoría, sobre  un trabajo, una actividad, una lectura asignada; y que en la medida que lo escriben vayan analizando su pertinencia usando los elementos del pensamiento.  Sin embargo, estas preguntas son adaptables y se pueden modificar un poco para cuestionar a nuestros estudiantes sobre otros textos no escritos por ellos.

Preguntas Pensamiento Critico

  1. Preguntas de Propósito ¿Qué trato de lograr? ¿Cuál es mi meta central? ¿Cuál es mi propósito?
  2. Preguntas de Información ¿Qué información estoy usando para llegar a esa conclusión? ¿Qué experiencias he tenido para apoyar esta afirmación? ¿Qué información necesito para resolver esa pregunta?
  3. Preguntas de Inferencias/ Conclusiones ¿Cómo llegué a esta conclusión? ¿Habrá otra forma de interpretar esta información?
  4. Preguntas de Conceptos ¿Cuál es la idea central? ¿Puedo explicar esta idea?
  5. Preguntas de Supuestos ¿Qué estoy dando por sentado? ¿Qué suposiciones me llevan a esta conclusión?
  6. Preguntas de Implicaciones/ Consecuencias Si alguien aceptara mi posición, ¿Cuáles serían las implicaciones? ¿Qué estoy insinuando?
  7. Preguntas de Puntos de vista ¿Desde qué punto de vista estoy acercándome a este asunto? ¿Habrá otro punto de vista que deba considerar?
  8. Preguntas para formular Preguntas ¿Qué pregunta estoy formulando? ¿Qué pregunta estoy respondiendo?

Puedes copiar las preguntas y modificarlas siempre teniendo claro los elementos del pensamiento que vas a desarrollar para fomentar el pensamiento crítico en todas tus clases.

Puede servirte la Guía Pensamiento Critico.

Jerarquización de las ideas

jerarquizacion

Generalmente como resultado de la primera etapa correspondiente a la planeación del escrito obtenemos ideas e información sin estructura, sin orden, sin ilación ni coherencia interna. Sigue entonces, el momento de organizar nuestros datos, de tomar decisiones sobre las partes, el material de apoyo, el orden, la estructura oracional y el bosquejo que guiará nuestro desarrollo.

La organización de la información, entonces, aporta como uno de sus resultados principales esquemao bosquejogeneral del que saldrá el borrador del escrito. En esta etapa se desglosan las ideas; se identifica la tesis o hipótesis, se elige el material de apoyo, el tipo de párrafos el tipo de introducción y conclusión que se empleará.

La estructura constituye la columna vertebral del escrito, los párrafos irán estructurándose de acuerdo con el tipo de texto que se haya elegido. No necesariamente se tiene que limitar a uno solo, pueden combinarse de acuerdo con el tema y el propósito con el que se escribe.

Definición de las partes

Al seleccionar las ideas que formarán parte de la comunicación es importante definir la idea central del escrito o tesis y las ideas principales y secundarias.

  • La idea central o tesis, se define antes de empezar y para hacerlo, debe preguntarse qué es exactamente lo que se quiere decir sobre el tema.
  • La tesis o idea central puede conformarse por dos partes: Idea en la que se establece el tema + punto de vista del escritor = Idea central. La primera establece el tema: la cultura mexicana, el transporte público. La segunda establece el punto de vista: posee una gran diversidad histórica, puede resolver los problemas de contaminación de nuestra ciudad.
  • Escribir la tesis o idea central le ayudará a organizar el texto completo. Piense si la idea central es apropiada para el propósito y la audiencia; si no es así, cámbiala.
  • Ahora, identifique las ideas principales tomando en cuenta el enfoque del tema.
  • Las ideas secundarias son las que apoyarán a las principales, son los detalles, los ejemplos, los argumentos, las citas, las gráficas.

Selección del material de apoyo

Para elegir el material complementario necesario para nuestro texto pregúntese ¿que tipo de información soportaría mejor el desarrollo de la idea principal? Algunos de los materiales de apoyo que pueden utilizarse podrían ser:

  • Datos -estadísticas -ejemplos -anécdotas -citas -definiciones
  • Sumarios, -paráfrasis -comparaciones, -analogías, -ejemplos
  • Explicaciones -análisis.

Por ejemplo si se está narrando algo, piense en qué le ayudaría a los lectores a entender mejor la historia. Si está describiendo ¿qué les ayudaría a ejemplificar, materializar, concretar o a imaginarse lo que se está tratando de describir? Si esta argumentando ¿qué le ayudaría a probar la veracidad de su argumento o a sustentar las ideas que propone?

  • Las gráficas pueden ayudarnos a explicar una información muy complicada, son fáciles de crear y de leer.
  • Las tablas permiten organizar datos y números.
  • Los diagramas nos permiten ver como funciona algo, y como se relacionan cada una de sus partes.
  • Los mapas guían y ubican al lector

Definición del orden

Una vez definida la tesis, las ideas principales y las secundarias, es necesario definir el orden en que se va a presentar la información, la cual puede responder a un esquema cronológico, espacial, de grado de dificultad y/o de orden de importancia.

  • Cronológico. Este tipo de organización es efectiva cuando: se narran experiencias personales, cuando se resumen los pasos de algo, o se explica un evento. Los detalles se organizan en el orden en que ocurrieron.
  • Es usado en muchos tipos de descripciones, ayuda mucho para dar unidad al escrito, permite arreglar los detalles de derecha a izquierda de arriba a abajo, de lejos a cerca etc.
  • De grado de dificultad. El texto sigue una secuencia de lo simple a lo complejo o viceversa.
  • De orden de importancia. Se narran los aspectos relevantes al principio y los poco trascendentes al final.
  • Primero se da una idea general y luego siguen las razones que la sustentan los detalles, ejemplos, etc.
  • Clímax. Se presentan los detalles seguidos de una conclusión extraída de una información especifica.
  • Causa efecto. Permite hacer conexiones entre los resultados y los eventos que le sucedieron

Definición de la estructura

Es importante seleccionar el párrafo adecuado para el texto que vamos a escribir; a continuación se presentan los tipos de párrafos, que son de introducción, de desarrollo y de conclusión y éstos a su vez pueden presentarse con diferentes modalidades, que pueden ser de gran utilidad en la elaboración del texto que se escriba.

Definición del bosquejo general

Es un esquema en el que se definen las ideas que se usarán en la introducción, en el desarrollo, y en la conclusión. No quiere decir que se debe escribir todo el texto, es simplemente hacer el esquema con las ideas que se desarrollarán en cada una de las partes que componen el texto. El esquema puede hacerse también en forma de índice, el cual servirá como la ruta a seguir para llegar a la meta deseada.

Generación de ideas

ideas

La generación de ideas es un mecanismo generativo sencillo, en el que se asocian ideas nuevas a otras ya expresadas. Las asociaciones son el fundamento de la construcción de racimos asociativos que intervienen en un flujo de escritura.

Una manera para generar ideas es a través de los siguientes mecanismos:

  • Analogía: Permite introducir situaciones nuevas que amplían el discurso y lo hacen más complejo
  • Contrario: Se crean comparaciones significativas, se contrapone una idea ya presente a otra que se puede considerar como opuesta.
  • Causa: Se pone en relación una idea, ya expresada, con una nueva idea que constituye su premisa lógica (es decir, que la explica), introduciendo una relación causa-efecto.
  • Consecuencia: Se pone en relación una idea, que presenta un hecho, un fenómeno o una situación, con otra que describe sus consecuencias, destacando una relación causa-efecto en la que la idea inicial desempeña la función de premisa.
  • Precedencia: De un acontecimiento es posible destacar otro que lo ha precedido, generalmente responde a la pregunta: ¿qué ha sucedido anteriormente?
  • Sucesión: Dado un acontecimiento determinado, es posible destacar otro que se producirá a continuación, generalmente se responde a la pregunta: ¿qué sucederá después?
  • Generalización: Permite generar, a partir de informaciones específicas, una conclusión que las presenta de modo general.
  • Ejemplificación: Se genera una idea específica a partir de un concepto general, es decir, la nueva idea viene a ejemplificar aquel concepto.
  • Búsqueda de tipologías o ilustración: Es un caso particular: se genera una asociación entre una idea general y varias ideas más específicas y estas últimas proporcionan una tipología de la idea inicial.
  • Experiencia personal: Introduce hechos de los que se ha sido protagonista de primera mano, y hacen más convincente la idea inicial.
  • Experiencia de autoridades: Es el mismo caso de la anterior, solo que en éste el autor del escrito es sustituido por una personalidad conocida.

Acopio de ideas

acopioIdeas

Corresponde a un paso dentro de una fase conocida comúnmente como pre-escritura. Este paso consiste en allegar o recoger las ideas, consideradas insumos o materias primas -si se me permite la expresión- sin las que puede surgir un escrito.

Existen múltiples maneras de acopiar las ideas para producir un escrito, las tres siguientes son las más conocidas:

  • Lista de ideas: se refiere a listar todo lo que se ocurra sobre el tema elegido.
  • Racimo asociativo: consiste en construir un esquema con base en similitudes de las ideas acerca del tema.
  • El flujo de la escritura: es la escritura libre y espontánea de todo lo que surja acerca del tema, sin tener en cuenta la calidad de lo escrito.

Es el enriquecimiento de los conocimientos e ideas propias con otros elementos. La documentación cumple dos funciones: la primera, recopilar informaciones relativas al tema, tales como hechos, datos, opiniones, vivencias, entre otros; y la segunda, generar nuevas ideas a partir de las primeras. Esta fase implica:

  • Leer textos generales sobre el tema para tener una mediana ubicación respecto a él.
  • Hacer una lista de elementos que se necesita investigar o buscar información sobre el tema.
  • Buscar fuentes bibliográficas o información de fuentes primarias.
  • Leer las fuentes y tomar apuntes sintéticos.
  • Reunir las ideas propias y reorganizarlas con la información recogida.

Dada la importancia de tomar buenos apuntes vale la pena señalar aquí los principios que rigen esta actividad:

  • Redactar apuntes autosuficientes, es decir, que permitan reconstruir el contenido del texto.
  • Construir las notas buscando dar la estructura al documento: pueden usarse convenciones, flechas, cuadros sinópticos, dibujos u otros artificios.
  • Parafrasear el texto, o lo que es lo mismo, decirlo en nuestras propias palabras.
  • Usar frases u oraciones completas, con el significado que interesa.
  • Establecer clara diferencia entre los comentarios propios y las informaciones del texto.
  • Referenciar muy bien el texto: autor, título, editorial, ciudad, año, páginas.

 

Preescritura

PreEscritura

 

Plantilla de Preescritura (SANCHEZ-ENCISO 2008: 44).

Situación comunicativa Esquema del contenido Borrador de comprobación
¿Cómo quiénes escribiremos? (jóvenes, estudiantes o ciudadanos)

¿Cuáles son nuestras intenciones comunicativas (presentar un hecho, denunciar una situación, concienciar a nuestros compañeros sobre la gravedad de un tema?

¿Quiénes queremos que sean los destinatarios de nuestro escrito (profesores, padres, compañeros, comunidad educativa, algún diario)?

¿Qué características de registro, tono, estilo, grado de complejidad, etc. se derivan de todo lo anterior?

Diferentes procedimientos para representar la macroestructura, el esquema de lo que vamos a decir:

Esquema de llaves tradicional.

Mapa conceptual.

Esquema de “muñeca rusa”.

Los esquemas superestructurales expositivos: causal, enumerativo, etc.

“Lluvia de ideas” y organización.

¿En cuántos párrafos pienso desarrollar mi texto? ¿Cuáles serían sus ideas principales?

Escritura previa.

Esquemas:

 

  • Superestructura comparativa
  • Superestructura enumerativa
  • Superestructura causal y consecutiva
  • Superestructura problema – solución.

 

SÁNCHEZ-ENCISO Juan (2008), (Con)vivir en la palabra. El aula como espacio comunitario, Barcelona: Grao – Serie Didáctica de la lengua y de la literatura Vol. 243. (Escribir literatura)

Planeación

plan

La planeación del escrito comprende la definición de las siguientes partes:

  • El tema responde a la pregunta ¿qué quiero comunicar? Es la identificación de la idea central o tesis que va a condicionar el desarrollo del texto.
  • El propósito responde a la pregunta ¿por qué voy a comunicar esto?
  • La audiencia responde a la pregunta ¿a quién le voy a comunicar? ¿Para quién escribo?
  • El tipo de texto a seleccionar, obviamente depende de las respuestas a las tres preguntas anteriores.
  • La búsqueda de información.Una vez definidos estos elementos debemos, iniciar la búsqueda de la información que requeriremos para redactar el texto.Implica un trabajo previo por parte del redactor, para ello es necesario: preguntarse cuánto se sabe sobre el tema acerca del cual se escribirá; y tomar en cuenta el marco textual, es decir qué conceptos clave, que están relacionados con la disciplina a la cual pertenece el tema debo emplear y cómo serán planteados en el escrito: como un análisis, como una descripción, como una comparación…
  • Usar la lluvia de ideas o las redes semánticas o los mapas conceptuales para organizar las ideas que se tienen hasta el momento, y que podrían constituir el borrador del escrito que se planea.

Selección del tema. Una investigación es un proceso que incluye identificación, búsqueda, selección, procesamiento y comunicación de información referente a un tema, a partir de una inquietud personal. Esta inquietud suele plantearse en forma de pregunta, la cual se convierte en el eje de la investigación.

Para elegir el tema de investigación, conviene pensar en nuestros intereses e inquietudes. Reflexionar sobre lo que somos y lo que hacemos. Aunque es válida una investigación para nosotros mismos saber mas o aprender de un tema, es importante considerar que el producto de nuestra investigación pueda trascender y ser de interés y utilidad para otras personas. Construir y fundamentar nuestra opinión o reflexión acerca de un tema y ponerla a consideración de un público determinado. No se trata de repetir lo que otros han dicho o expresar ideas de las cuales no estamos convencidos.

Público al que se dirige la investigación. ¿Quién me interesa que lea el resultado de mi investigación? En ocasiones no basta con decir “voy a ponerlo para el que lo quiera leer”. Dependiendo del público al que queramos llegar, será el enfoque que le demos a nuestra investigación y la manera que elijamos para presentar dicha investigación. Existen obras de arte, que son creadas para el que le guste o para quien las entienda, pero si nos referimos a investigaciones, comentarios, opiniones y reflexiones acerca de un tema, es importante que consideremos a quién queremos dirigir específicamente nuestra investigación, independientemente de que pueda haber personas fuera de las consideradas por nuestra investigación, que se interesen y encuentren utilidad a nuestro trabajo.

Objetivos de la investigación. ¿Qué espero lograr en las personas que revisen mi producto? Al pensar en el público al que se dirige la investigación, se piensa en los objetivos que persigue la propia investigación. La investigación fue creada para que la gente conozca, reflexione, esté informada, se sensibilice respecto a algo, etc.

Estos objetivos están en función del tema elegido y de nuestros propios intereses e intenciones. Medio a través del cual se dará a conocer el proceso, los avances y los resultados de la investigación. ¿Cuál es el medio que voy a utilizar para allegar los resultados de mi investigación al público determinado?

El tema de investigación, los objetivos y el público al que se dirige la investigación, nos dan pautas para elegir el medio o los medios adecuados para presentar la información. Así como para considerar de manera inicial y general, el esquema del contenido que pretendemos presentar.

 

Planeación de discursos textuales y orales

planear

¿Cómo empezar a escribir? Compleja tarea cuando no se nos ocurre nada, cuando la hoja está en blanco y quisiéramos que fluyeran las ideas. Todos hemos sentido, más de una vez esta sensación y nos hemos enfrentado a circunstancias en las que requerimos escribir para resolver un determinado problema.

Escribir significa mucho más que conocer el abecedario, saber “juntar letras”. Quiere decir ser capaz de expresar información de forma coherente y correcta para que la entiendan otras personas, significa poder elaborar cartas y documentos que nos permitan sobrevivir (Cassany, 1995).

El proceso de la escritura es difícil de accionar, como todas las máquinas. Pero una vez que conocemos los pasos que lo componen, éstos nos guían para empezar a escribir.

Accionar máquinas…
Basta con moverse al son de la música para bailar. Pero el principiante lo hará mejor, sin dar pisotones, si sigue las marcas que un maestro le raya en el piso. Después, ya podrá bailar siguiendo el ritmo con lo que le dictan su memoria y sus habilidades aprendidas.

Escribir, cualquiera escribe. Basta con apilar palabras con un cierto sentido. Pero cuando nos iniciamos en serio en la comunicación escrita, es mejor seguir fórmulas y pasos diseñados para lograr un buen texto, fluido, lógico y con sentido.

Escribir involucra un proceso; empieza con la selección de un tema, con la definición de propósito y audiencia.Cuando ya sabemos lo que queremos decir, seguimos con la investigación y recolección de información. Organizamos esos materiales y después empezamos, ahora sí, a escribir el texto. Las ideas se convierten en palabras en un borrador. Sobre ese borrador vamos a trabajar añadiendo, omitiendo, corrigiendo y puliendo el contenido.

Pasos clave en el proceso para elaborar discursos orales y escritos es el siguiente:

Proceso de Escritura

CASSANY Daniel (1995), Describir el escribir. Cómo se aprende a escribir, Barcelona: Paidós Comunicación.