Vestir y aspecto

“Usted nunca tiene una segunda oportunidad para causar una buena primera impresión”

John Molloy

vestir

Objetivo de comportamiento

…para vestir, asearse y tener un aspecto apropiado para el medio al que pertenece y para usted mismo.

Algunos ejemplos 

Durante casi 15 años usé barba. La reacción que causaba por lo general era positiva y me agradaba. Cuando comenzó a encanecerse pensé en teñirla, pero mejor decidí afeitarme. Después de pocos días me di cuenta de que el 90% de las personas preferían a un Bert sin barba. Muchas veces escuché, “Se ve 5 o 10 años más joven”, y me impresionó la diferencia de cómo los demás me percibían.

En otra ocasión, siendo productor cinematográfico hace ya varios años, usaba el “uniforme” sin corbata de los cineastas. Al hablar frente a grupos de empresarios era un privilegio usar saco y corbata. Hoy día me apena recordar la reacción que provoqué en el público la vez que hablé frente a los 50 gerentes de una compañía usando un saco deportivo a cuadros y corbata negra de lana haciendo contraste con una camisa de un rojo intenso.

Cómo mejorar su forma de vestir y su aspecto

Las personas nos causan una impresión inmediata y fuerte con sólo verlas cinco segundos. Los expertos estiman que durante otros cinco minutos se causa un cincuenta por ciento más de impresión (negativa o positiva), además de la que tuvimos en los primeros cinco segundos (hablamos más de una impresión emocional que de capacidad o impresión intelectual).

Ya que el noventa por ciento de nuestra persona se cubre por la ropa, debemos estar conscientes de que ésta comunica algo (por cierto, cuando estamos descubiertos, los mismos principios se aplican. Tomando esto en cuenta, cuando estamos en la playa, podríamos motivarnos a hacer ejercicio más seguido).

El diez por ciento de nuestro cuerpo que normalmente no se cubre con ropa es por lo general nuestra cara y nuestro cabello. Este porcentaje es el más importante de todos porque es hacia donde las personas miran. El estilo en que aseamos nuestra cabeza influye mucho en la impresión que causamos en los demás (esto es, peinado, maquillaje y alhajas para las mujeres. Peinado, barba y bigote, o la falta de ellos, para los hombres, etcétera). 

Sea propio

Las dos palabras más importantes que, se refieren a vestirse bien son “sea propio”. No existe una forma correcta o incorrecta para vestirse y asearse, tanto como una forma apropiada. Esto significa en primer lugar apropiado, pero de acuerdo con su comodidad. Esto es más importante de lo que otros piensan. Si usted se siente incómodo, su comunicación no será muy efectiva. Su apariencia debe de ser apropiada a la compañía donde trabaja (lo que los demás esperan, su situación geográfica, evento social, circunstancias, etcétera).

Esté consciente de su forma de vestir

Puesto que somos criaturas de hábitos, nuestra forma de vestir se basa en hábitos pasados. Considere su forma de vestir de manera consciente y cuidadosa. ¿Escoge cierto color por que siempre lo ha hecho así? ¿Le queda bien ese color? ¿Usa ciertas corbatas o moños porque así lo hacía en la universidad? ¿Van de acuerdo con la época?

Es mayor de lo que usted piensa

El impacto inicial de su apariencia en los demás es mayor de lo que usted piensa  No es superficial, sino algo que comunica en gran medida a los demás lo que usted siente de sí mismo. También demuestra lo que usted a veces hace para atraer la atención. 

Ejercicios para la conciencia y el desarrollo de las habilidades

  1. Los primeros cinco segundos

Cuando usted conoce a una persona por primera vez, haga un retrato mental de cómo se sintió acerca de ella después de la primera impresión. Luego analice cuánto se debió a su forma de vestir, expresión, peinado, contacto visual, alhajas etc. ¿Qué le causó una impresión positiva y qué una mala impresión? ¿Qué le pareció neutral? Haga este ejercicio todos los días. También puede ser un pasatiempo divertido en una fiesta o reunión social. 

  1. Escoja a cinco personas

Escriba el nombre de cinco personas a las que usted conozca bien. Piense en cómo usted les cambiaría su forma de vestir y su apariencia. Escoja cada diseño en detalle (la ropa, camisas, faldas, corbatas, colores, modelos, maquillaje, peinado, alhajas, lentes, etc.). Es mejor escribir estos cambios para que usted pueda darse cuenta de cómo estos elementos hacen la diferencia.

  1. Nadie le dirá

Ahora que ha analizado a otras cinco personas, haga lo mismo con usted  Analice con detalle lo que usted hace y lo que debería cambiar. Debe darse cuenta que casi nadie se va a ofrecer a decirle. ¿Qué necesita cambiar?

El vestido y la apariencia son uno de los asuntos más delicados y que causan más timidez para las personas en las comunicaciones interpersonales, por eso muy pocas personas nos dirán realmente lo que piensan y sienten. Usted puede ayudarlos a que den su opinión simplemente preguntándoles. Puede ayudar a comprobar su propio análisis.

  1. Escoja ropa nueva

Cada día considere su ropa de un modo distinto. Escoja un área, como sus zapatos, vestido, traje, saco, corbata, camisa, y/o aseo y hábitos personales. Cambie algo. Combine su ropa para tener una nueva apariencia. Escoja un atuendo diferente pero apropiado la próxima vez que vaya de compras. Vestir de manera diferente cada día lo hará más sensible en cuanto a cómo se siente usted en relación con su forma de vestir y su apariencia, y también lo hará más consciente de cómo influye su apariencia sobre los demás. Usted también descubrirá lo que funciona mejor para su persona. 

  1. Acuda a un consejero

Ya que el vestido y la apariencia tienen un gran impacto en la forma en que los demás nos perciben. Bien vale la pena gastar tiempo y dinero para consultar a un especialista. Éste puede ser uno o una en vestido, maquillaje o colores. Asegúrese de tener buenas referencias ya que ésta es un área de “imágenes intangibles” y usted tiene que estar seguro de recibir buenos consejos. Puede consultar con “compradores” especializados en tiendas departamentales para que lo ayuden a escoger su ropa.

  1. Investigación, investigación, investigación

Lea algún libro. Los libros de John Molloy son quizá los mejores que se conocen hasta ahora (“Cómo vestirse para tener éxito”, en sus versiones tanto para mujeres como para hombres). Aunque usted no esté totalmente de acuerdo con sus opiniones, sus investigaciones son amplias y, según Molloy, es bueno saber lo que está “correcto o incorrecto”.

También lea artículos sobre este tema en revistas y periódicos. Aunque éstos también están llenos de opiniones subjetivas, le ayudarán a aumentar sus conocimientos. Después puede adaptar su estilo personal y sus gustos a los principios generales.

  1. Pida opiniones acerca de su aspecto

La manera más fácil de obtener opiniones es preguntándole a los demás. Aunque las personas son sensibles a este tipo de preguntas, si usted es continuamente franco y directo al preguntar “cómo se ve esto” y “cómo se ve aquello”, puede obtener una valiosa perspectiva de usted mismo. No sea tímido. Cuando los demás se den cuenta de que usted está hablando en serio, ellos le darán su opinión sincera. Una vez que esto suceda, su forma de vestir y su apariencia serán cada vez más efectivas.

3 comments
  1. If you are going for best contents like myself, simply go to see this site all fagdfcgfdaka

  2. Merely a smiling visitor here to share the love , btw outstanding style. Audacity, a lot more audacity and always audacity. by Georges Jacques Danton.

  3. There is visibly a bundle to realize about this. I assume you made certain nice points in features also.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *